Error
  • Your server has Suhosin loaded. Please follow this tutorial.
Imprimir

Más de 400 personas acudieron a los dos pases con que contó el preestreno de Brecha, de Iván Noel

Escrito por Lola Gómez.

brecha_pre2.jpgEl Teatro Municipal Juan Bernabé abanderó la primera proyección con público de este film rodado íntegramente en Lebrija.

En la imagen, el director Iván Noel, dirigió unas palabras al público tras el preestreno de su segundo largometraje.

 

Más de cuatrocientas personas acudieron a sendas proyecciones (viernes 27 y domingo 1) del film Brecha, del director y músico francés Iván Noel, rodada íntegramente en la ciudad de Lebrija. Antes de la proyección, el director Iván Noel explicó que “éste es por fin el fruto de más de un año de trabajo”, y se disculpó de antemano porque “algunas personas que rodaron escenas, verán que éstas han sido cortadas. No es mi culpa sonrió, es del montador, que me aconsejó que dos horas era mucho para una película”. Agradecido a cuantas personas han participado en el film, Noel prometió elaborar un dvd con la versión extendida del director, para regalarlo a cada uno de los actores y actrices.

 

brecha_pre1.jpg 
De izquierda a derecha, Paco Alfonsín, Pilar Narbona, Lola Mendoza, Iván Noel y José Ramón Lafita, en el Teatro Municipal Juan Bernabé tras la proyección de Brecha el pasado viernes. 

Brecha constituye el segundo largometraje de Iván Noel. Tras En tu ausencia, el francés vuelve a tratar la infancia y adolescencia temprana, si bien, desde una óptica distinta. Si en la primera centró su atención en esa transición que se produce de la infancia a la edad adulta, en Brecha, el catalizador es la incomunicación que se da entre tres generaciones distintas, poniendo en escena un retrato vívido y realista de cómo esa incomunicación puede crear una “brecha” capaz de alcanzar situaciones casi trágicas.

 

 

 

 

Iván Noel: “El cine no debe tratar la infancia de forma irreal, pasada por el filtro de mil adultos que ya han superado sus miedos y traumas”

 

Brecha quiere ser, además, y según su propio director, una “visión real” de la infancia. Tirando de los clásicos, Noel propone una revisión del tópico pues, “el cine no debe tratar la infancia de forma irreal, pasada por el filtro de mil adultos que ya han superado sus miedos, traumas, alegrías”. Volviendo a Truffaut (400 Golpes; El Niño salvaje) y a Luigi Comencini (Pinocho), el director francés nos regala con Brecha un regreso a lo vivido, expresado en el lenguaje de lo cotidiano y capaz de rescatar de la memoria sensaciones vividas, sin caer en la “trampa de los sentimentalismos” y creando personajes, como José Ramón, llenos de verdad, que son capaces de emocionar al espectador, pero nunca han sido creados para tapar un hueco sentimental. Como el resto de los niños, José Ramón – encarnado por el joven José Ramón Lafita – no habla mucho: se expresa sí, a través de gestos, a menudo incomprensibles para los adultos: dejar correr la sangre nariz abajo (“para sentirme limpio”); llevar unos zapatos pequeños sólo por no estropear la alegría de haber recibido el regalo perfecto; dejar su merienda en el tajo de su padre como mecanismo inocente para acercarse a él…

 

 

 brecha_pre3.jpg
Un fotograma de Brecha. 

Sin guión: un naturalismo casi documental

 

Salvo dos – Francisco Alfonsín y Benito Cordero – ninguno de los actores y actrices de Brecha, se dedican profesionalmente a la interpretación. El hecho de que la mayoría de extras interprete su propio personaje aporta al film una naturalidad que lo acerca, en determinados momentos, y con todas las distancias, al documental.

 

 

La poesía visual y el poder de la fotografía, son elementos que el propio director destaca como caracterizadores de su propio estilo. Alan Franey, Director del Festival de Cine de Vancover, quiso ver en las imágenes de En tu ausencia, una fotografía concebida por “el ojo de un pintor”. Iván Noel ha pasado más de un año buscando localizaciones coherentes con los diversos estados de ánimo que manifiestan sus personajes. La búsqueda – como cabe esperar para un film cuyo presupuesto puede cifrase en cero – ha sido, naturalmente, andando por caminos, vías y los amarillos campos de Lebrija.

 

 

Antes que director de cine, Iván Noel es músico y compositor. Diplomado por la Universidad de York (Inglaterra), la música es, en Brecha – y también en En tu ausencia -  casi un personaje más. La guitarra y el piano se funden en Brecha en armonías bellas y a veces, sus notas se yuxtaponen y mezclan con percusiones que representan el choque emocional de los pensamientos de sus personajes.


 

Brecha ya ha dado su primer paso. A inicios del camino que debe seguir – si se interesan por ella y logra su distribución en la feroz industria del cine – su director, Iván Noel, ya piensa en su próximo film: “quiero seguir tratando la infancia, pero desde la extraordinaria  invención, creatividad, imaginación y alegría de los niños de una clase de primaria”. Son – opina – una inagotable fuente de ventajas para el contador de historias.