Imprimir

Gastronomía: Salmón con champiñones

Escrito por Mª Dolores Blasco.

salmonchampinones.jpg

 

Ingredientes:


1   kilo de salmón.

½  kilo de champiñones.

½ kilo de cebollas

Media cucharadita pequeña de pimienta blanca, molida.

Un vasito pequeño de aceite de oliva.

Sal. 

 

Preparación


Después de lavado el salmón, se le quita la piel , las espinas y se trocea a dados medianos. Después de bien limpios y enjuagados los champiñones,   para que no lleven nada de tierra,  se les parte , juntamente con la cebolla, y  se agregan a una  sartén o cacerola con aceite, que habíamos puesto al fuego. Se rehogan  hasta que enternezcan y  refrían ligeramente. Después de lo cual, se  les agrega el salmón, la pimienta blanca y la sal que corresponda.

Moviendo con suavidad, para que no se deshaga el salmón,  se vuelve a rehogar todo  hasta que alcance su punto. No es conveniente dar mucho tiempo de  cocción a este plato, pues no solo  perdería presentación y sabor, sino que además,  mermarían sus propiedades alimenticias.

Debido a su afinidad  con la trucha común,  por pertenecer también ésta, a la familia de los salmónidos, resulta igualmente agradable y sabroso, si  este plato se cocina con este otro pescado. 

Con el tiempo,  esta receta se ha  extendido por toda la Península, aun siendo  originaria de la zona norte, por ser el salmón, un pez del  Atlántico, que desova en las aguas dulces de los ríos y arroyos. Y cosa curiosa,  generación tras generación, siempre lo hace en el mismo lugar. Lugar en donde permanecen los alevines  hasta los dos años de edad, que pasan al mar.  A diferencia de éste, el salmón   del  Pacífico,  desova una sola vez y muere después.

Aunque no se puede considerar como un pescado azul, al ser  semi-graso, entre sus valiosos componentes se encuentra  una aceptable proporción de ácidos grasos Omega-3, de  estupendas propiedades  cardiosaludables, que ayudan,  tanto a la  circulación, como a la prevención de infartos y otras enfermedades coronarias, sin nombrar  otros muchos efectos beneficiosos para el organismo.  Propiedades que,  unidas a las  del champiñón, la cebolla o el aceite de oliva, hacen de este plato, un preparado   interesante,  y  no solo,  desde el punto de vista gastronómico,  que merece la pena  incluir en nuestra dieta.