Imprimir

Más que Educación: Globalización II parte

Escrito por Adelaida López de la Cruz.

Globalización II parte


     
      En nuestro segundo artículo, abarcaremos las alternativas para sustituir los efectos negativos de la globalización,  los beneficiarios y perjudicados de este cambio, las condiciones de trabajo que conlleva y las conclusiones finales de todas las ideas expuestas. De esta forma, pretendemos completar la información aportada en el primer artículo.

¿Cómo evitar los efectos negativos de la globalización?
Hay que profundizar en la democratización de las instituciones nacionales e internacionales y hay que avanzar en la protección de los derechos humanos.

La democratización supranacional requiere que la ONU sea la única protagonista de un poder que exija a los estados y a las multinacionales cumplir las leyes internacionales y tenga los medios para hacer efectivo ese cumplimiento.

La lógica de los derechos humanos, a su vez, significa un giro sustancial en la organización de la convivencia. Hasta ahora prima la lógica del capital, del beneficio y sólo una pequeña parte de él, en forma de impuestos, se transforma en servicios, en protección a las personas.

Pero el reconocimiento de los derechos humanos para todos significa que cualquiera, doquiera esté, debe tener garantizados la salud, la educación, el techo, etc.

¿Quién es el responsable de satisfacer ese reconocimiento? ¿Cómo se puede evitar que los derechos de todos estén condicionados por los intereses de unos pocos?

Esas son las preguntas que hay que contestar desde la lógica de los derechos humanos, que significan un paso adelante en la calidad de vida de la humanidad.

Los millones de muertes infantiles por infecciones, carencia de agua potable, etcétera, son sólo un elemento demostrativo de dramático perfil. Pero hay muchos más como la creciente disminución de la calidad universal de los bienes comunes, el aire, el agua o esa escalofriante cifra de ochocientos millones de famélicos frente a ochocientos millones de obesos que presentan las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

Para participar personalmente en este proceso hay que concienciarse. La lógica del capital nos quiere consumidores y teleadictos. La lógica de los derechos humanos nos necesita como ciudadanos activos. Entender la globalización es una asignatura obligatoria para las nuevas generaciones y un ejercicio de reeducación para los adultos.
                    

¿A quién beneficia? ¿A quién perjudica?
Se puede pensar que la globalización beneficia a aquellos países que han alcanzado altos niveles de desarrollo pero la realidad es que la globalización económica sólo beneficia al 20% de la población mundial que tienen en sus manos el control de la economía planetaria.

Si se hace referencia a la explotación de recursos naturales y el medio ambiente, se puede decir que la actual concepción económica impuesta por la globalización ha significado un serio deterioro en el medio ambiente planetario, esto debido a que existen economías cuya base de su crecimiento ha sido la explotación irracional de recursos naturales.

Cuando estas economías intentan desarrollar en algún nivel la manufactura de sus propios recursos, las economías más desarrolladas imponen aranceles proteccionistas que no permiten el acceso de dicha manufactura a su territorio, protegiendo de esta forma el medio ambiente.
Pero algunos países, han obviado normativas medio ambientales para el funcionamiento industrial, esto produce un serio deterioro medio ambiental.

Tanto la explotación irracional de recursos naturales como la ausencia de normas medio ambientales significan un gran desafío para el futuro, ya que la capacidad de recuperación de nuestros ecosistemas se encuentran colapsada, generando problemáticas cuyo costo de restitución es infinitamente mayor a las insignificantes ganancias que deja en los países los capitales transnacionales.

¿Las condiciones de trabajo mejoran?
Evidentemente no sólo no mejoran sino que se produce un retroceso de décadas en las condiciones laborales, la transnacionalización de los capitales implica la posibilidad de creación de cadenas de subcontratación aprovechando las ventajas comparativas del mercado laboral existente en determinados países, es decir, la cadena de producción no se realiza en un lugar determinado sino que se va desarrollando en distintos territorios de tal modo que permita minimizar los costos de producción, ya que la ganancia viene dada por la explotación de los trabajadores.

Conclusiones
Con lo expuesto con anterioridad, se deduce que la globalización es un fenómeno complejo que conlleva una serie de consecuencias negativas, ante las que hay que saber actuar.

Hemos dejado claro que la globalización es un proceso que requiere de unos limites que frenen su actividad, ya que, la barrera de los derechos humanos es infranqueable.

Para finalizar, hemos aclarado que la globalización tiene una serie de desventajas que hay que conocer y actuar ante ellas, por ejemplo, hemos comentado que las condiciones de trabajo no mejoran sino que por el contrario empeoran, el medio ambiente cada vez se resiente más y que los beneficiarios sólo son una pequeña parte, que tienen en su poder el control de la economía, etc.

Por tanto, hay que tener en cuenta que para participar en este proceso hay que actuar como ciudadanos activos y conscientes de la realidad que estamos viviendo y por tanto, debemos ser críticos con la misma.

A modo de conclusión, podemos exponer la siguiente frase, que nos transmite la necesidad de ser seres activos ante los procesos de cambio que estamos sufriendo,  “entender la globalización es una asignatura obligatoria para las nuevas generaciones y un ejercicio de reeducación para los adultos”.