Imprimir

Cosas que importan: Chapeau (Crónica de un pequeño Golpe de Estado)

Escrito por Carlos Serrano.

Estas líneas serán una tontería para más de un lector. Para mí, son un pequeño homenaje a un grupo de futuros periodistas que aportaron algo de luz a un gremio lleno de sombras en la actualidad.

Pagaron una matrícula, pero no tenían un espacio fijo donde poder recibir en condiciones una clase vital  para su futuro profesional. A pesar de las quejas de los profesores, los lunes y los jueves se formaba siempre el mismo circo: Que si no se ha reservado el aula de informática, que si solo hay una disponible ( para más de ochenta alumnos). Por no contar a los docentes que pudiendo perfectamente prescindir de las salas de informática en sus clases, no lo hacen (mientras quede de moderno ...).

Los alumnos podrían haber cogido el camino fácil. Protestar con cómodos susurros en la cafetería, dejando solo a quién se atreviera alzar la voz. En vez de eso, se plantaron todos a una  en el despacho del Decano de la Facultad de Comunicación de Sevilla, para que su voz  fuera escuchada sin intermediarios molestos de ningún tipo.

Actualmente, tienen dos aulas asignadas. Donde excelentes profesionales les enseñarán a diagramar, a navegar con soltura en el mar de los géneros periodísticos, a ser unos profesionales de primera (lástima que en el plan de estudios made de in Europe,  la asignatura de Redacción periódistica no obtenga la dedicación que merece).

Demostraron unos alumnos de tercero de periodismo, que no sirve quejarse en la sombra, que de vez en cuando no queda más remedio que echarle un par de huevos (si alguien se ofende también de ovarios).

CHAPEAU